¿Todos los negocios deben estar en internet?

En la actualidad, con el boom de internet, todo el mundo empresarial se está lanzando de cabeza a la red. En muchas ocasiones hay una estrategia previa desarrollada, pero en muchas otras no la hay saltando a la red de manera precipitada, lo que puede suponer un riesgo a medio y largo plazo y un gasto extra de dinero. Por ello hoy vamos a acabar un poco con el mito de que todos debemos estar en todos los lados de internet a la vez y de igual manera.

¿Todos los negocios deben estar en internet?

En primer lugar, la presencia en internet debe ser constante y activa, sea cual sea las plataformas en las que estés, si cuentas con un blog, etc. Decidir utilizar la red como canal de comunicación y dejar de usarla durante un periodo de tiempo implicará que has tirado a la basura gran parte del tiempo empleado.

todos debemos estar en internet

Según el estudio: “Presencia de las empresas del Ibex 35 en la web 2.0”, realizado por Estudio de Comunicación para el diario El País, la principal conclusión hace referencia a que dichas empresas todavía no han sabido crear un estilo efectivo de comunicación. Esto se debe a la falta de comprensión de la red, de la gente y de cómo se interactúa con ella. La creación de un blog corporativo y de un buen canal de Youtube con personal profesional encargado de ello, es esencial. Y no lo es tanto la masiva presencia en multitud de redes sociales como Facebook, LinkedIn, Google+, Twitter, Instagram, Flickr, Pinterest…

De hecho, es mejor enfocarse en una sola de ellas al cien por cien y ya, cuando esté bien explotada, nos dé un buen feedback y conozcamos a nuestra audiencia, pasar a meter nuestros esfuerzos en otra red social. Por supuesto, todo esto tiene un coste, de ahí que haya que saber bien lo que se está haciendo para poder sacarle rentabilidad.

Pero esto es para las grandes empresas multinacionales, ¿qué hay de las pequeñas?

Muchos líderes de pequeñas y medianas empresas deciden saltar a la palestra con todas sus armas y luego se la acaban pegando. Dirigir tu empresa a través de internet no es algo sencillo, ni barato. Este tipo de empresas deberían de centrarse en la parte funcional, más que en querer salir en la primera página de Google al primer mes, lo cual es prácticamente imposible en la mayoría de los sectores. En internet todo requiere paciencia y constancia. Para que os hagáis una idea, para que tu blog sea de los primeros en los buscadores requiere entre un año y medio y tres años como mínimo de constante trabajo. Eso implica que tienes que invertir mucho tiempo.

Además, en este caso, sí que no es necesario estar en todas las redes sociales por no decir que, en función del tipo de negocio, lo mismo no tienes que estar en ninguna. Si tú tienes un pequeño comercio propio, en una localidad pequeña y no vas a vender por internet, a parte de tener la web y el blog, no es necesario que gastes mucho esfuerzo en lo demás. Por una sencilla razón, una tienda de ultramarinos en un pueblo de dos mil habitantes en Cáceres apenas va a encontrar nuevos clientes por internet para que vayan allí a comprarle a la tienda física y el esfuerzo que va a tener que hacer para conseguir esos pocos clientes, no le va a resultar económicamente rentable.

Las tasas de conversión y de captación, rondan entre el 1% y el 5% siendo el máximo referente a empresas que tienen una estrategia muy bien diseñada y un gran equipo de profesionales llevándola a cabo e invierten mucho dinero en ella. De ahí que para pequeños comercios que traten de hacer todo por su cuenta, puede que no lleguen ni al 1% porque, aunque a priori pueda parecerlo, vender y darte a conocer por internet no es fácil como se dice.

Eso sí, en cuanto lo consigas hacer bien, tus beneficios se pueden disparar más de lo que tú imaginas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diez − cuatro =